ReDDI E-Journal DIIT UNLaM

Revista Digital del Departamento de Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas de la Universidad Nacional de La Matanza

Vol.:1-Nro.1 (Mayo-2016)

 
 

Buenos Aires, 04 de abril de 2016

Creación del Polo Tecnológico:

Centro de Desarrollo de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (CDTIC)



La Universidad Nacional de La Matanza, promediando el año 2011, con el fin de impulsar un proyecto de financiamiento conjunto entre esta Casa de Altos Estudios y el Ministerio de Producción de la Provincia de Buenos Aires, firmó con dicho organismo un convenio marco para la construcción de un Polo Tecnológico de producción para que los alumnos de las carreras impartidas por el DIIT (Departamento de Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas) accedan a posibilidades laborales dentro de su ámbito de estudio.

Esta ambiciosa obra, todavía en curso, fue pensada como el primer Centro de Desarrollo de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (CDTIC) en la zona, y constituye un ejemplo de cooperación conjunta e interacción entre empresarios, docentes, estudiantes, gobierno provincial y municipal.

La iniciativa de integrar a la UNLaM con su contexto contribuirá a estrechar la relación de esta Casa de Altos Estudios con el medio productivo, y tendrá como eje el desarrollo de software y potenciales patentes, que repartirán ganancias entre las empresas y los demás sectores partícipes.

El proyecto, gestionado por la Universidad Nacional de La Matanza y la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos de la República Argentina, tiene un carácter trascendente tanto para la comunidad local como para la Universidad Pública. Se estima será un gran aporte a la sociedad puesto que, como destacó el Dr. Lino Barañao, a cargo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la República Argentina, en referencia al Polo Tecnológico de la UNLaM, durante la presentación de los resultados de la gestión 2013 del ministerio que preside, “el polo científico es un ejemplo de innovación para la inclusión”. El ministro aseguró que “el desafío es generar no sólo innovación productiva, sino también innovación inclusiva, creando cadenas de valor en regiones históricamente relegadas”. Este proyecto generará “fuentes de trabajo para los egresados de dicha universidad, que está en un entorno social que requiere de mayor empleo para mejorar la calidad de vida”.

La obra de este del Centro de Desarrollo de Tecnología de la Información y las Comunicaciones está conformada por un edificio de aproximadamente unos 4.200 metros cuadrados, lindante al Rectorado de la Universidad, donde se asentarán principalmente empresas del software y se promocionará tanto el empleo para los estudiantes especializados en el sector como el desarrollo del futuro tecnológico en el distrito.

El CDTIC se ha llevado a cabo en el marco de procesos para mejorar la enseñanza de la ingeniería a nivel del ciclo superior y su el principal objetivo es aumentar el número de graduados en carreras de grado y tecnicaturas universitarias afines al rubro del software, servicios informáticos y Telecomunicaciones (SSIT), disminuyendo los índices de deserción provocado por la necesidad de trabajar de los estudiantes, generalmente en empleos localizados a grandes distancias de las sedes universitarias y con dedicaciones horarias incompatibles con sus estudios. Esta mejoría -tanto en cantidad como en calidad-, impactará positivamente en la incorporación de recursos humanos de alta calificación y talento en las empresas del sector SSIT, elevando la calidad de la oferta de productos de software, servicios informáticos y telecomunicaciones, e impactando sobre la competitividad general de la economía.

El proyecto, por otra parte, buscar mejorar la vinculación entre el sector académico y el sector empresarial productor de bienes y servicios. Tal como lo demuestra la experiencia internacional, la cercanía geográfica y el compartir lugares que favorecen el encuentro y conocimiento contribuyen significativamente a superar barreras que separan a los distintos actores del mundo académico y empresarial, y posibilitan la interacción y la sinergia, con efectos altamente positivos.

El eje central de esta obra reside en la construir laboratorios de informática y telecomunicaciones dentro del campus universitario de la UNLaM en localidad de San Justo, y que las empresas productoras de bienes o servicio, así como grupos de investigación vinculados a las TICs los utilicen, a la manera de parque tecnológico, estrechando la colaboración entre universidad y empresas.

El desarrollo del Polo Tecnológico está planteado en dos etapas:

-la primera conformada un auditorio, sala de máquinas, sala de telefonía, 10 oficinas para un total de 100 puestos de trabajo, laboratorios de Tecnologías Ópticas, Tecnologías Inalámbricas, Tecnologías Móviles, Calidad de Video, Interactividad, Transmisión y Recepción y Procesamiento de Imágenes y Señales; - la segunda, con 24 oficinas predestinadas a un total de 230 puestos de trabajo, sala de reuniones, sala de máquinas y depósito para materiales.

Se espera que al finalizar este proyecto, estén trabajando en forma permanente 240 estudiantes de distintas carreras de la Universidad. Si bien el eje son las carreras de ingeniería, no se debe descartar la incorporación de alumnos de las otras carreras de la Institución, estableciendo un régimen laboral que permita garantizar a los alumnos su continuidad académica y educativa, mejorando el rendimiento académico a cada alumno que ingrese al programa, accediendo a empleo digno y de calidad, aminorando el trauma que supone la obtención del primer empleo para los jóvenes a la par que ahorrarán tiempos de movilidad que implica el desplazarse a largas distancias para trabajar y estudiar, al estar las dos actividades concentradas en el mismo lugar.

Las empresas que integran el parque acceden a recursos humanos de alta calidad y pueden establecer una relación más estrecha con el cuerpo académico y de investigación de la Universidad. Es importante mencionar que esto representa un paso muy importante en lo que respecta a la integración universidad-empresa, ya que se realizarán importantes desarrollos tecnológicos y académicos en forma conjunta. Por otra parte, este mismo esquema podrá ser replicado en otros municipios u otros lugares de la provincia.

El Centro de Desarrollo en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones fue distinguido con el premio LaTinatec de Innovación Educativa. Fue concedido por el Foro de Empresarios y Líderes en Tecnologías de la Información (FELTi) 2015 que recientemente tuvo lugar en la ciudad de La Habana, Cuba. La distinción tuvo lugar por la propuesta de implementar una forma colaborativa de relación universidad-empresa.

Cabe destacar que las empresas participantes, que proveen los proyectos y su dirección, comienzan a desarrollar una relación estrecha con sus futuros trabajadores y, de esa manera, se genera una dinámica colaborativa con la Universidad que permite oportunidades de investigación conjunta. Este proyecto involucra a la UNLaM, a través de su Departamento de Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas, y a la Cámara Empresaria de Software y Servicios Informáticos.

Otro de los reconocimientos con los que fue galardonado el Polo Tecnológico de la UNLaM ha sido el Premio Sadosky -en el rubro Calidad e Innovación Educativa- por la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos de la República Argentina (CESSI).

Desde el año 2014 se han radicado temporalmente en el Polo Tecnológico unas cuatro empresas que emplearon a estudiantes del Departamento de Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas en actividades laborales con una duración máxima de 6 horas diarias, con horarios compatibles con un buen desempeño académico y una remuneración equivalente a la de mercado. Esta práctica (única en el país) posibilita a los alumnos reducir los traslados desde sus domicilios a la universidad donde estudia y a su trabajo ya que estos dos últimos lugares se encuentran en un mismo campus. Cada estudiante suscribe un acuerdo individual de desempeño académico por el cual se compromete a cursar determinadas materias curriculares, que se corresponden al camino crítico del Gantt de su desarrollo curricular desarrollando competencias laborales. Dicho compromiso, le brinda la posibilidad de trabajar entre cuatro y seis horas diarias en un ambiente colaborativo en la universidad bajo dirección empresaria, liberando las horas valiosas para el estudio. Así se acorta el tiempo de permanencia en la universidad y desarrolla competencias laborales específicas mejorando su formación.

A abril 2016 alrededor de una veintena de estudiantes trabajan en cuatro empresas asentadas en las instalaciones provisorias del CDTIC. Está previsto inaugurar, a más tardar en el último cuatrimestre del año la primera fase de la construcción del edificio donde se espera alojar a varios centenares de estudiantes trabajando para proyectos de decenas de empresas. Los beneficios son concretos y tangibles: los estudiantes mejoran su formación, desarrollan competencias laborales y se gradúan en tiempo y forma. La Universidad aumenta la graduación y disminuye la granularidad de las carreras participantes y desarrolla en conjunto con las empresas una sinergia en la producción de conocimiento mediante la investigación. Las empresas logran incorporar recursos humanos altamente capacitados y comprometidos con las mismas.

 

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia